Colchones de látex

Colchones de látex: ¿Qué hay que tener en cuenta a la

Colchones de látex: ¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar?

Colchones de látex ¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar? Los colchones de látex están entre los de mayor calidad. Hay colchones de látex de diferente calidad y tipo. Le diremos las ventajas y desventajas de los colchones de látex y le diremos qué debe tener en cuenta al comprar.

¿Cuáles son las características de un colchón de látex?

Los colchones de látex ofrecen una muy buena elasticidad puntual y una adaptación de primera clase a los contornos del cuerpo. Otras características de calidad son la transpiración y la higiene. Pero no todo el látex es igual. Hay colchones hechos de látex sintético y de látex natural.

Los colchones hechos de látex natural en particular ofrecen una densidad particularmente alta y por lo tanto una gran estabilidad dimensional y durabilidad. Si comparamos, por ejemplo, la espuma fría y el látex en términos de volumen y peso, veremos que el látex juega en regiones que la espuma fría difícilmente puede ofrecer. Un buen colchón de espuma fría comienza con un volumen de peso de 40 kg/m³. Los colchones de látex ofrecen 70 kg/m³ y más. Esto significa que logran una elasticidad puntual significativamente mejor y, debido al menor contenido de aire, una vida más larga.

Colchones de látex
Colchones de látex

¿Cómo se produce el látex?

Los colchones de látex se producen por la llamada vulcanización. En este proceso, la goma (o caucho) se hace elástica y resistente bajo la presión y la aplicación de calor. Básicamente, se hace una distinción entre dos procesos:

El proceso de látex de Dunlop

El proceso de látex de Dunlop es el más utilizado para la producción de colchones de látex. Ya fue desarrollado en los años 20. La dura materia prima del látex se mezcla con varios aditivos y luego se espuma con aire, similar a la crema batida.

Esto produce una espuma estable pero aún líquida. La densidad del núcleo de látex está determinada por la cantidad de aire añadido. Cuanto más aire, más baja es la densidad. Las burbujas de aire atrapadas proporcionan la estructura celular de poros abiertos típica de los núcleos de látex.

La espuma de látex se vierte entonces en un molde con clavijas de calentamiento. Las clavijas de calefacción aseguran una distribución uniforme del calor. En este molde la espuma de látex se hornea con la ayuda del vapor y los alfileres. El látex resultante también se llama látex de alfiler.

El látex producido por el proceso de Dunlop es más respetuoso con el medio ambiente que el látex de Talalay debido al menor consumo de energía.

Colchones de látex
Colchones de látex

El proceso de látex de Talalay

Este proceso se desarrolló unos 10 años después del proceso de Dunlop y lo complementa con dos etapas preliminares en el proceso de vulcanización. Por lo tanto, también se denomina “proceso Dunlop ampliado”. El proceso Talalay se considera el proceso de fabricación más complejo y, por lo tanto, más costoso para el látex. Sin embargo, la entrada de energía también es considerablemente mayor.

La mezcla de materia prima de látex es sólo ligeramente batida y vertida en un molde con alfileres de metal. Se crea un vacío en el molde, lo que permite que la mezcla de látex se distribuya de forma óptima. La mezcla es luego congelada por choque en el molde a unos -30° C. Este proceso de congelación conserva la forma redonda de las membranas celulares, incluso si se abren parcialmente. Esto restaura la típica estructura de poros abiertos de los núcleos de látex.

Finalmente, se bombea una mezcla de dióxido de carbono y aire a través de las clavijas hacia el molde, lo que hace que la masa de látex se gelifique y le dé una cierta pre-fuerza. Ahora el molde se calienta a 115° C y así se inicia la vulcanización. El núcleo del colchón se solidifica y mantiene su forma final. Finalmente, el núcleo de látex se retira del molde, se lava y se seca.

Colchones de látex
Colchones de látex dorwin talalay

¿Para quién es adecuado un colchón de látex?

Los colchones de látex son adecuados para todo tipo de durmientes, ya sea de espalda, estómago o de lado. En general, se considera que los colchones de látex calientan. Pero especialmente los colchones de látex natural también pueden ser adecuados para las personas que tienden a sudar, ya que absorben la humedad y la transportan lejos del cuerpo.

Durante el día vuelven a liberar la humedad absorbida. Además, el látex natural de alta calidad proporciona un buen alivio de la presión, lo que puede ayudar a aliviar los problemas o la tensión de la espalda. Las personas que prefieren tumbarse suavemente deben sentirse muy cómodas en un colchón de látex puro.

Los que duermen más de 100 kg pueden encontrar que el mismo colchón es demasiado blando y están mejor con un colchón que tiene un núcleo más duro de otro material (por ejemplo, espuma fría) además de una capa de látex.

Los colchones de látex convencen con una serie de ventajas. Pero tampoco hay que ocultar las desventajas

La elasticidad puntual es la disciplina suprema del colchón de látex natural. Aquí anota puntos sobre espumas sintéticas especiales como la espuma de memoria. Debido a su alta densidad, también juega un papel muy importante en términos de durabilidad.

Las ventajas del colchón de látex en detalle:

  1. Adecuado para alérgicos: los alérgicos graves son particularmente alérgicos a los ácaros del polvo doméstico. Esto se debe a que los colchones de látex no constituyen un hábitat adecuado para los pequeños arácnidos, lo que significa que están casi eliminados.
  2. Descanso durante el sueño: No hay chirridos o crujidos molestos, como puede ocurrir con algunos colchones de resortes, por ejemplo. Esto es una gran ventaja especialmente para los que duermen activamente.
  3. Larga durabilidad: Los colchones de látex de alta calidad pueden durar hasta 10 años. Pero también deben ser reemplazados por razones de higiene.
  4. Higiénicamente limpio y buen transporte de la humedad: Los colchones de goma natural garantizan una buena ventilación. La humedad corporal se absorbe y se libera de nuevo durante el día, manteniendo así la higiene.
  5. Los buenos colchones de látex tienen una larga vida útil y se adaptan a todas las formas y tamaños de cuerpo, independientemente de la posición de dormir.

No obstante, cabe señalar los siguientes aspectos negativos:

  1. Normalmente no hay una diferenciación exacta entre los colchones de látex y los colchones de látex natural. Sin embargo, el colchón de látex natural es responsable de la mayoría de las ventajas.
  2. Hay personas que son alérgicas a la sustancia látex. Esto debe ser descartado antes de la compra.
  3. El látex natural de alta calidad tiene su precio. Por lo tanto, los colchones que consisten en látex 100% natural son muy caros.
  4. Los colchones de látex puro son muy pesados debido a su gran volumen de peso.

En Las Lunas tienes una amplia gama de colchones de látex. Con marcas de alta calidad como Flex y Hukla. Echa un vistazo en nuestra tienda online para encontrar un colchón adecuado para ti.

Dormir en un colchón de las-lunas es algo especial.

100 días de prueba, sin el plástico. Y si no te gusta… ¡lo devuelves!
Entrega y recogida gratuitas
10 años de garantía
GRATIS Retirada producto antiguo