colchón duro o blando

¿Colchón duro o blando? lo que es más importante para mí

¿Elegir un colchón duro o blando?

¿Eliges un colchón duro o uno blando?
¿Necesitas un colchón duro o blando? ¡En este consejo te ayudaremos a elegir!

Cuando se elige y se compra un colchón nuevo, uno de los factores más importantes que se suelen tener en cuenta es si se trata de un colchón duro o blando. No hay discusión sobre el gusto y todos tienen sus preferencias. Así que aquí no vamos a recomendar un colchón y quemar el otro. Pero podemos ponerlos uno al lado del otro. En este caso figurativamente para ver cuáles son las diferencias y posibles similitudes.

colchón duro o blando
colchón duro o blando


El hecho de que necesite un colchón duro o blando depende principalmente de sus deseos y necesidades personales. Si no sabe la respuesta correcta para usted, siempre le aconsejamos que busque el consejo de un experto. Después de todo, el colchón debe estar hecho a medida para usted (y su pareja). Un colchón que es demasiado duro o demasiado blando a menudo resulta en quejas físicas.

Estas quejas pueden traducirse, por ejemplo, en dolor en los hombros y las caderas, a menudo en el caso de un colchón demasiado duro. Si el colchón es demasiado blando, puede tener problemas de espalda de nuevo. En ambos casos también puedes dormir sin descanso, lo que te hace menos vital al día siguiente.

El hecho de necesitar un colchón duro o blando depende en muchos casos de varios factores. Estos factores incluyen su altura, su peso y el grado de sensibilidad al calor. Si pesas menos de 80 kg, a menudo es mejor elegir un colchón más suave. Si pesas más de estos 80 kg, a menudo es mejor ir a por un colchón más duro para una noche de sueño ideal.

Al final, la elección de un colchón duro o blando sigue siendo personal y sin duda se basará en las experiencias con colchones anteriores. Si aún no te decides, este útil instrumento de elección puede ayudarte.

colchón duro o blando
colchón duro o blando

Cómo ablandar un colchón que es demasiado duro

Suponga que su colchón actual ya no ofrece la misma comodidad que el que se compró, entonces ¿cuál es la sabiduría? Acostarse en un colchón que no apoya tu cuerpo de manera óptima y que no es cómodo no es realmente una buena opción. Por supuesto, puede elegir comprar un colchón completamente nuevo, pero esta elección puede ser abandonada por razones presupuestarias.
Otra opción es comprar un colchón de cubierta superior para aumentar la comodidad de su colchón actual. Los colchones de la cubierta superior tienen una serie de ventajas. Discutiremos esto más adelante.

No sólo en caso de desgaste, sino también en caso de que su colchón se sienta demasiado duro (o demasiado blando), un colchón superior es una compra sensata. Un colchón superior es un colchón delgado que puedes poner sobre tu colchón actual. Los colchones de la cubierta superior están disponibles en todas las versiones, materias primas y tamaños deseados. Esto le permite “mejorar” su colchón actual a un nivel deseado de comodidad, apoyo e higiene. colchón duro o blando

Ventajas de los colchones de la cubierta superior

Las ventajas de un colchón de cubierta superior son múltiples. Esto se debe a que un colchón superior es un colchón delgado que se coloca sobre el colchón actual. Esto hace que un colchón superior sea fácil de manejar; un topper puede ser fácilmente colocado en su colchón actual. De esta forma, proteges tu viejo colchón contra el desgaste por la presión de tu cuerpo. Un colchón superior también tiene ventajas higiénicas. De esta manera, tu viejo colchón se mantiene más limpio con el uso de una funda de colchón.

Un colchón superior también puede tener un efecto beneficioso para la salud. Si su colchón actual no proporciona el soporte adecuado para su cuerpo, puede mejorarlo comprando un colchón superior ergonómico. Esto puede ayudar con quejas como el dolor de espalda, el dolor en los brazos, el dolor en los hombros o los trastornos circulatorios.

Resumen


En resumen, puedes hacer dos cosas cuando tienes un colchón demasiado duro:

reemplace su colchón que es demasiado duro con un colchón completamente nuevo.
O compra un colchón superior y ponlo en el actual.
Las mayores ventajas de un colchón superior:

Un colchón superior convierte un colchón (demasiado) duro en un colchón blando.
Un colchón superior prolonga la vida de tu colchón.
Un colchón superior remedia una molesta costura entre dos colchones.
Da más comodidad y lujo.